Reconstruyendo la Escuela: Estudiantes (LP) – Capítulo 1

La llegada del FM21 a mi PC trajo consigo una idea que nunca había llevado a cabo: hacer una partida endogámica. Algo nuevo para mi, ya que si bien siempre tuve preferencia por fichar jugadores jóvenes, nunca lo había hecho pura y exclusivamente desde la cantera. El club que elegí para llevarlo a cabo (agregando solo la posibilidad de fichar jugadores surgidos en las inferiores del club) es Estudiantes de La Plata. A pesar de ser hincha fanático de Boca, me siento identificado con este club, ya sea por ideología o porque admiro el sentido de pertenencia que tiene su gente. El objetivo de esta partida no es otro que devolver al “pincha” al lugar que se merece: luchando por torneos locales e internacionales. Reconstruyendo la Escuela: una partida endogámica con Estudiantes (LP) en Football Manager 21.

Temporada 2020/21

Imitando al Doctor

Tras arribar al club y analizar el plantel disponible, me dispuse a llevar a cabo una idea secundaria que pensé para esta partida: tratar de emular, salvando las grandes distancias, el esquema utilizado por Bilardo con la Selección Argentina en el Mundial de México 1986. Tras un leve estudio de dichos jugadores, llegue a esta conclusión:

  • Línea de tres defensores centrales: dos de ellos fijando marcas con los delanteros rivales y el restante cubriendo sus espaldas.
  • Carrileros para cubrir la banda.
  • Un mediocampista de quite.
  • Un centrocampista para apoyar al “5”.
  • Un centrocampista que apoye al medio y que llegue bastante al área en su faceta ofensiva.
  • Un mediapunta que busque espacios vacíos y sea la principal carta ofensiva.
  • Un delantero centro que “se tire atrás” con el fin de no ser referencia para los marcadores rivales.

La única característica que no logré reproducir en FM es la libertad ofensiva de los carrileros, ya que podían atacar por su banda, por el centro e incluso por la banda opuesta.

Dificil arranque

Después de elaborar la táctica llegó la hora de jugar. Tras tres amistosos con un rendimiento irregular, llegó el primer encuentro oficial, que correspondía a la Sexta Ronda de la Copa Argentina. Logramos una victoria por 2-1 ante Sarmiento de Resistencia, pero con un pésimo rendimiento. El equipo siguió sin mostrar su mejor cara, acumulando malos resultados, y tocando su punto más bajo en una derrota 5 a 1 contra River.

La situación se complicaba, la directiva se enojaba y el vestuario perdía su confianza, por lo que había que pensar meticulosamente los pasos a seguir. Llegué a la conclusión de que no contaba con los jugadores apropiados para el esquema y sus roles correspondientes; tampoco había ensayado correctamente las características principales de este último. Cometían varios errores: los defensores rifaban el balón a la hora de distribuir y no eran sólidos en su faceta defensiva, no se generaban demasiadas ocasiones manifiestas de gol y padecíamos las jugadas de pelota parada, tanto en ataque como en defensa. Era momento de cambiar.

Ajustes tácticos

El plan era el siguiente:

  • Entrenamientos correspondientes (creación, distribución, balón parado, etc.)
  • Quitar un defensor central, que gran parte del tiempo estaba demás.
  • Agregar dos extremos para que, acoplándose con los laterales, agreguen profundidad por banda.
  • Cambiar el rol de MC por MCI, para que, acompañado de la instrucción “Jugar desde atrás” y un Portero Cierre, realice la salida limpia desde el fondo.
  • Acompañar al MCI con un Segundo Volante, para que apoye el ataque desde atrás.
  • Agregar presencia en el área rival, sustituyendo el Falso 9 por un Delantero Avanzado.
  • Cambiar al Trequartista por un OAD, para que haga de nexo entre el mediocampo y el frente de ataque.

Una instrucción que suelo variar según el rival son los centros, por ejemplo, si los marcadores centrales rivales son altos, prefiero “Hacer centros rápidos” y “Centros tocados”, para apostar por el anticipo de mi delantero.

El cambio de esquema trajo consigo un cambio de aire y la solidez defensiva que estábamos buscando. Logramos un racha de cinco partidos sin perder, donde se destacan una goleada a Gimnasia (LP) por 3-0 y la eliminación de Gimnasia (Mendoza) por 2-1 correspondiente a la Séptima Ronda de la Copa Argentina.

A pesar de encontrar firmeza en la zaga, seguíamos con inconvenientes a la hora de gestar y definir. Sufrimos dos derrotas y un empate, frente a San Lorenzo, Lanús y Huracán, respectivamente.

Racha en Copa Argentina

Tras este pequeño traspié el equipo levantaría cabeza, quizá de manera definitiva: nueve partidos sin conocer la derrota para cerrar en gran forma el año calendario 2020. Se destacan la eliminación a Boca por 1-0 respectivo de los Cuartos de Final de la Copa Argentina, una avasallante victoria por 4-0 frente a Atlético Tucumá.

Por la Semifinal de la Copa Argentina vimos un empate sin goles frente a Platense, que con un Andújar impresionante atajando tres penales en la serie, nos dio acceso a la Final de dicho torneo.

En la Final de la Copa Argentina frente a Unión de Santa Fe, un gol de Enzo Kalinski en el primer minuto de juego pondría el 1-0 definitivo, obteniendo así nuestro primer título, logrando además la clasificación a la Copa Libertadores del año siguiente.

Segundo semestre y cierre

El segundo semestre lo iniciamos con el pie izquierdo, cayendo derrotados de local por la mínima ante Independiente. Tras derrotar a Aldosivi por 2-1, recibimos un golpe que nos hizo besar la lona: lapidaria derrota por 4-1 en la Supercopa Argentina ante el Xeneize. Los meses de febrero y marzo los sobrepasamos con varios altibajos, con récord 6-2-3. Se destacan la goleada por 4-0 a Estudiantes de Mérida, correspondiente a la Fase de Grupos de la Copa Libertadores.

Durante los meses de abril y mayo logramos la mejor racha de la temporada, invictos durante doce encuentros, de los cuales solo empatamos uno; resaltan un 4-1 en el Clásico Platense, un aplanador 8-2 a Colo-Colo y un increíble 5-1 ante Athletico Paranaense, en Fase de Grupos de la Copa Libertadores. El mes de junio trajo consigo el segundo golpe duro de la temporada; fue derrota 2-1 ante los “Xeneizes”, que nuevamente nos privó de alzar un trofeo, esta vez la Copa de la Superliga.

De esta manera cerramos una regular primera temporada. Campeones de Copa Argentina, dos finales perdidas ante Boca y culminando 5tos en Liga gracias a todos los traspiés que tuvimos.

Temporada 2021/22

Mercado de pases decepcionante

Comienza la temporada 2021/2022 y los objetivos son los mismos del inicio, ser el mejor club del país y de los mejores de América. Sin embargo, el mercado de pases no fue muy alentador: Leo Jara fue la única cara nueva, llegando libre de Boca; Enzo Kalinski y Darío Sarmiento decidieron marcharse tras no renovar contrato, y se efectuó la venta de Fernando Zuqui a River.

Tras ese desalentador inicio, al momento de competir el panorama iba a ser diferente. Logramos cuatro victorias, aunque recibiendo goles casi en la totalidad de dichos encuentros; problema que se vería resuelto durante el mes de Agosto donde triunfaríamos en los seis partidos del mes con la portería invicta, destacando la eliminación a Gremio de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, por 2-0 tanto de local como de visitante. Pero no todo es color de rosas.

En nuestro camino continental se interpondría Flamengo, con un Gabigol muy afilado marcando un póker para decretar un doloroso 4-2 en Río; en la vuelta, tras estar a un gol de la clasificación durante gran parte del partido, un gol en los últimos minutos nos quitaría el sueño de un posible acceso a la Final de la Copa Libertadores.

Cierre del año con buenas sensaciones

Los últimos dos meses del año calendario dieron un balance más que positivo tanto en la faceta defensiva como en la ofensiva; ganamos los siete partidos disputados, anotando diecinueve goles y recibiendo tan solo tres. También logramos revalidar el único título obtenido la temporada anterior, la Copa Argentina, logrando una victoria con total autoridad por 4-0 ante River.

Al inicio de la segunda mitad de la temporada sufrimos la marcha de Fernando Tobio, que tras no renovar su vínculo, emigró al fútbol mexicano; la otra baja importante fue la de Leonardo Jara, que tras no haber encajado en el equipo titular, fue transferido al Gremio.

El relanzamiento de las competencias oficiales serían nada menos que en el Clásico Platense, donde una vez más logramos imponernos con total superioridad. Aprovechando el “viento de cola” logramos obtener un nuevo título para las vitrinas del club, la Supercopa Argentina, venciendo nuevamente al “Millonario”.

Buen paso en Libertadores y cierre de una temporada prometedora

El equipo continuó con su buen andar en todas las competiciones, derrotando rivales de gran magnitud como Atlético Mineiro, Olimpia, Junior, y además, los cinco grandes del fútbol argentino. Este gran momento de forma sirvió para coronarnos, de manera invicta, como Campeones de la Liga Argentina, cumpliendo así con uno de los objetivos propuestos al inicio de esta partida.

El último encuentro de la temporada fue la final de la Copa Superliga ante Argentinos. Tras un partido muy disputado, los derrotaríamos con un gol en la última jugada, para sumar de esta manera un trofeo más a nuestro palmarés.

El balance de temporada fue más que positivo, ya que logramos obtener todos los torneos disputados, además de ganar el grupo en la Copa Libertadores. Más allá de los resultados, el equipo mejoró su rendimiento en todas sus facetas, por lo que fue una temporada sin bajones. Lejos de conformarnos, el equipo debía seguir mejorando aún más, y retornar a la que fue una de las bases de la escuela en el pasado: la pelota parada.

Si te gustó este artículo, quizás también te interesen…

Palermo FC: La Vita é Rosa – Capítulo 1

Cinco Canales: Movimiento Ofensivo en Football Manager

Historias de Ascenso y Football Manager – Deportivo Español

Historias de Ascenso y Football Manager – Tacuary FBC

Cómo recrear tácticas en Football Manager

Seguinos en Twitter

Unite a nuestra comunidad en Discord

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.